Para lograr que una vivienda sea más eficiente, normalmente es necesario hacer reformas. Aplicando una serie de medidas, se logrará alcanzar el ahorro energético en ella. En este artículo te contamos cómo hacerlo.

¿Cómo elegir una buena tarifa de luz y gas natural?

Si acabas de adquirir una vivienda que no es de primera ocupación y/o  antigua, tendrás que verificar y reformar muchas cosas en ella. Uno de los puntos claves a revisar, son los suministros de luz y gas. En el caso que no estén dados de alta, será necesario llevar a cabo dicho trámite. Para esto puedes utilizar un comparador de luz y de gas. Se trata de una herramienta que resultará de gran utilidad. Con un comparador de luz y gas, te resultará más fácil hacer búsqueda de la compañía más barata. Además, te sirve para hacer una comparativa de luz y gas que ofrecen las compañías existentes en el mercado actual.

Una vez que hayas elegido la compañía con la que vayas a hacer tu contrato, tendrás que analizar las tarifas de gas y de luz que ofrezca. Te recomendamos que elijas la mejor tarifa de luz y gas, que es aquella que se adapta verdaderamente a las condiciones de tu hogar. Cuando hayas seleccionado las tarifas de gas y luz, podrás comenzar a disfrutar con tu familia de la calidez de tu nuevo hogar.

Reformas integrales de apartamentos para estudiantes

Consejos para reducir el gasto de energía en nuestro hogar

Reforma tu vivienda, y haz de tu hogar un lugar en el que el gasto de energía se reduzca. Te permitirá no solo ahorrar en tus facturas de electricidad y de otro tipo de fuentes energéticas, sino también mejorar la economía familiar. Te damos una serie de consejos para que te resulte más fácil la reforma de tu casa.

 

  • Ventanas más grandes y con doble cristal: Las ventanas de gran tamaño permiten que la luz solar entre hacia el interior del inmueble. Así, si se aprovecha la luz solar, se reducirá el número de veces que se enciendan las lámparas que haya en tu vivienda. Además del tamaño, es aconsejable que las ventanas tengan doble cristal. Con esta medida se conseguirá un mejor aislamiento térmico y acústico.
  • Suelo radiante: Este es un sistema que evitará tener radiadores en las diferentes estancias de tu inmueble. Se trata de un sistema de calefacción que va instalado debajo de las baldosas que se pongan en una estancia. La calefacción por suelo radiante puede funcionar con luz eléctrica o con agua.
  • Renovación de la instalación eléctrica: En el caso que tu vivienda no sea de primera ocupación, y tenga los cables y demás elementos de la instalación eléctrica anticuados, es momento de renovarlos. Esta medida contribuirá a que puedas ahorrar energía eléctrica. Además, se recomienda usar bombillas de LED o de bajo consumo, ya que son las que menor consumen hacen, según se dice en este artículo.

Esperamos que nuestros consejos te sean de ayuda y te animes a aplicarlos. De este modo, tu hogar será más eficiente, en cuanto al ahorro de energía. Comienza ya con el proyecto de reforma de tu vivienda.